नमस्ते

viernes, 2 de noviembre de 2007

Almacén de Semillas para el Juicio Final

El gobierno de Noruega presentó los planos de una bóveda diseñada para albergar todas las variedades de semillas conocidas, y así salvaguardar la agricultura del planeta en caso de producirse una catástrofe.



La que se conoce como la "bóveda del juicio final" se construirá en el interior de una montaña en el remoto archipiélago noruego de Svalbard, al norte de Noruega, a unos 1.000 kilómetros del Polo Norte. cerca del Polo Norte, y contendrá unos tres millones de muestras de semillas procedentes de todo el mundo.

Con ésta bóveda se pretende salvaguardar la agricultura del planeta de futuras catástrofes, tales como una guerra nuclear, el cambio climático o el impacto de un meteorito.

Se espera que la construcción de la bóveda se inicie el próximo mes de marzo y finalice en septiembre de este mismo año, para entrar en funcionamiento en 2008. Las semillas quedarán almacenadas a 10 metros, en las profundidades de una montaña, rodeadas por muros de un metro de ancho, reforzados con cemento armado y puertas blindadas a prueba de explosiones.

La administración de la bóveda será llevada a cabo por el Fondo Global de Diversidad de Cosechas, fundado en 2004, y cuya misión es "preservar la diversidad de las cosechas a perpetuidad".

Según explicó a la BBC ,Cary Fowler, director ejecutivo del fondo, también se hicieron previsiones del cambio climático en un plazo de 200 años, incluyendo la posibilidad del deshielo de los dos polos y Groenlandia, para asegurarse de que en ese caso la bóveda se encontraría por encima del nivel del agua.

Bóveda ártica para el fin del mundo:

Es una bóveda diseñada para guardar, en caso de una catástrofe, una enorme colección de todas las variedades de semillas conocidas por el hombre. Se espera que, eventualmente, la "bóveda del juicio final" contenga unos tres millones de muestras de semillas procedentes de todo el mundo. Quedarán almacenadas en las profundidades de una montaña ártica, empaquetadas en aluminio, rodeadas por muros de un metro de ancho, reforzados de concreto y puertas blindadas.

Más de 100 países han apoyado el proyecto de la bóveda ártica que, se espera, salvaguarde la diversidad de cosechas del planeta en caso de una catástrofe global.

"Arca de Noé"

Esta es la primera vez que se diseña un proyecto internacional de este tipo, con el propósito de conservar parte de la biodiversidad del mundo.

Según sus diseñadores, esta bóveda será el edificio más seguro de este tipo que se construya en el mundo.

El ministro de agricultura de Noruega, Terje Riis-Johansen la ha llamado, "un Arca de Noé en Svalbard".

El propósito de la bóveda, dicen sus creadores, es asegurar la supervivencia de la diversidad de cosechas del mundo en caso de una epidemia de plantas, guerra nuclear, desastre natural o cambio climático.

Según su director, Cary Fowler, el Fondo comenzará a aceptar semillas procedentes de todo el mundo en septiembre de 2007, hasta juntar unos tres millones de muestras.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), un 75% de la diversidad genética de los cultivos agrícolas ya se ha perdido.

"Es por eso -dice Cary Fowler- que es importante guardar para el futuro estas muestras ya que son el fundamento biológico de la agricultura".

"Sin ellas no podremos tener nuevas cosechas tras un desastre o lograr que las cosechas actuales se adapten a las enfermedades o al cambio climático", concluye.


Extracto del artículo de Kristen M. Neiling, tomado de www.thecamino.com.ar