नमस्ते

jueves, 25 de octubre de 2007

HISTORIA DEL TAROT


Los Orígenes

Verdaderamente el empleo del tarot comenzó allá por el siglo XIV, aunque estudiosos e investigadores, ven en él una procedencia mucho más alejada. Algunos buscan su origen en las inscripciones del templo egipcio de PTHAH, en el libro THOTH o en la antigua Kabala judía. Algunos autores sostienen que se originaron en China ya que se afirma: se hallaron de la Dinastía: Fu - Shi imágenes semejantes al Tarot en papel de arroz.

Mas si los orígenes del tarot son oscuros, sin duda procede, como todos los otros sistemas de adivinación que desde los albores de la humanidad nos han llegado, de la búsqueda de respuesta que el hombre siempre hizo ante interrogantes que le planteaba su existencia.

El simbolismo del Tarot como bien afirma A. E. Waite (1857-1942): el Tarot es puro Simbolismo Universal; es decir, se adapta y parte de su simbolismo en todas las Culturas.

Otra complicación es que gran parte del simbolismo ha cambiado a través de los siglos debido a la transformación iconográfica, proceso mediante el cual los símbolos son alterados sutilmente y reinterpretados por una serie de artistas. Por ejemplo, la carta del Ermitaño alguna vez fue el Tiempo, un anciano con un reloj de arena. La Fortaleza solía ser la representación de un hombre balanceando un garrote hacia un león agachado. La Estrella alguna vez caracterizó a una mujer cerca un precipicio, agarrando con su mano izquierda una estrella de ocho puntas. Sin duda estas imágenes tempranas evolucionaron de otras aún más antiguas.

Las Teorías

La primera noticia que nos habla de los "Nabis", palabra de origen árabe, es el "Trattato del goberno della famiglia de Pipozzo di Sandro", datado en Siena en el año 1299, en el que se nos habla de las "Cartichelas" con las que se enseñaba a los niños italianos.

Un registro fechado en febrero de 1392 en el libro de contabilidad que el tesorero Charles Poupart llevaba para Carlos VI de Francia, cita el pago por tres barajas doradas pintadas para el rey por Jacquemin Gringonneur. Curiosamente, 1392 fue también el año en que Carlos VI perdió la razón.

No existe aún evidencia firme alguna que vincule la desaparecida baraja Gringonneur con las 17 cartas con borde de plata y fondo de oro - en su mayoría Triunfos - guardada en la Biblioteca Nacional de París. Muchos consideran que el estilo de las vestiduras de las figuras pertenece a un periodo posterior.

El Tarot más temprano existente es el Visconti-Sforza, pintado a mano a mediados del siglo XV. Pudo haber sido creado como regalo para conmemorar la boda de Bianca Maria Visconti, hija del Filippo Maria Visconti, Duque de Milán, con el condottieri (soldado profesional) Francesco Sforza en 1441. Existen once versiones incompletas de la baraja; la más grande, la versión reimpresa de Pierpont Morgan-Bergamo, contiene 74 tarjetas. Ni las cartas de triunfo ni las de figura contienen números o títulos. Nadie sabe con certeza cuál versión es la más antigua.

Insignias heráldicas de ambas familias aparecen en muchas de las cartas. Según Stuart Kaplan, el pájaro que irradia líneas rectas mientras revolotea sobre un nido, el sol con rayos rectos y curvos mezclados, la corona perfilada con bordes de frondas, el águila negra (encontrada sobre un escudo), y el mote de la carta son emblemas de Visconti; los emblemas de Sforza incluyen un león, tres anillos entrelazados, y una enorme fuente hexagonal. El libro de Kaplan, La Enciclopedia de Tarot, contiene magníficas ilustraciones de estas insignias y de diversas cartas de esta antigua baraja.

El Tarot de Marsella es otra de las primeras barajas. Probablemente está basado en ciertos grabados en madera. A diferencia de muchas barajas modernas, su Arcano Menor, con la excepción de la cartas de figura ("court cards" en inglés, de "coate," refiriéndose a las túnicas reales), no posee escenas o figuras. Originalmente, sólo las cartas del Arcano Mayor mostraban ilustraciones detalladas. El Arcano Menor de muchas de las primeras barajas muestran Espadas de cuchillas curvas y Bastos gruesos, Monedas de oro y Copas masivas, pero ningún paisaje.

Existe un manuscrito del siglo XV del sermón de un sacerdote contra los juegos de azar. Discute los "triumphi" (término en Latín) y las cartas de juego de cuatro palos. También hace referencia a los triunfos y arcanos menores como entidades separadas. Éste es un trozo de evidencia que apoya la teoría popular de que los arcanos mayores y menores evolucionaron de manera independiente.

Hacia finales del siglo XV existían barajas de Tarot por toda Europa. Un autor llamado Covelluzo escribió en 1480 que las cartas de juego llegaron a Italia en 1379 desde Africa del Norte, quizás traídas por los árabes, pero nadie sabe si éstas incluían al Tarot.

Antes de 1750, la mayoría de las barajas de Tarot conocidas, si no es que todas, portaban marcas italianas. Esto, por supuesto, sugiere un origen italiano. Los nombres franceses con marcas italianas vinieron después.

Los grabados en madera alemanes y el renacimiento francés del ocultismo en el siglo XVIII ayudaron a diseminar el Tarot por todo el mundo. Los gitanos y el interés del occidental moderno por lo oculto incrementaron aún más su popularidad. Hoy en día, las barajas de Tarot se venden en la mayoría de las ciudades más grandes en el mundo.

Las Palabras

Algunos estudiosos buscan los orígenes del Tarot en la palabra "Tarot," que podría derivarse de:

El Río Taro en el norte de Italia.

Orat (Latín), " habla, argumenta."

Rota (Latín), "una rueda."

Taru (Hindú), "cartas."

Tarosh (Egipcio), "la manera real."

Torah (Hebreo), "la Ley."

Thoth, un dios egipcio.

Ator, de la diosa egipcia Hathor.

Troa (Hebreo), "puerta."

Tares, refiriéndose al borde punteado en las cartas antiguas.

Tarotee, refiriéndose a un patrón al dorso.

Los Teóricos

Analizando a algunos teóricos del origen, comenzamos con Antoine Court de Gebelin, lingüista francés, clérigo, ocultista, Masón, miembro de la Logia de los Philalethes y autor de la obra de nueve tomos Monde Primitif. Convencido de la importancia mística del Tarot y aficionado a la ciencia popular egipcia, este autor anterior a la Piedra de Rosetta creía que el lugar de nacimiento de las cartas había sido el antiguo Egipto, donde eran utilizadas como herramientas de iniciación en el sacerdocio. Para él, el Arcano Mayor del Tarot era el Libro de Thoth, una síntesis de todo el conocimiento alguna vez contenido en forma jeroglífica en bibliotecas y templos egipcios quemados.

Etteilla (que es "Alliette," su nombre, deletreado al revés), fanático de Court de Gebelin, fue un adivino y fabricante de pelucas en la Francia napoleónica. Estudiante de magia egipcia, astrología, alquimia y adivinación, creía que el dios Thoth-Hermes había sido el creador de la baraja. Su teoría contiene ideas matemáticas parecidas a las de Pitágoras, a quien admiraba.

Elifas Levi (nombre verdadero: Alphonse Louis de Constante, autor de Historia de Magicœ), 1810-1875, fue un sacerdote y Rosacruz francés quien pensaba que el Tarot era la clave de la Biblia, la Cábala judía y todas las demás escrituras espirituales antiguas. Intentó vincular las 22 cartas del Arcano Mayor a las letras del alfabeto hebreo. Encontró paralelismos entre los palos del Tarot y las cuatro letras del Tetragrammaton, YHVH ("Yahweh").

El autor parisiense de finales del siglo XIX, Paul Christian (Jean Baptiste Pitois), fue un seguidor de Levi quien creía que las cartas del Arcano Mayor representaban pinturas jeroglíficas encontradas en las columnas de antiguas galerías egipcias. Él también buscó paralelismos entre el Tarot y la astrología cabalística.

Papus (Gerard Encausse, 1865-1916), doctor francés, filósofo y teósofo, fue otro creyente en los orígenes egipcios del Tarot. Famoso por su libro El Tarot de los Bohemios, creía que el Tarot era portador de diseños antiguos inscritos en cámaras ocultas bajo las Pirámides. Los diseños representaban pruebas de iniciación. Cuando los templos corrieron peligro, los sacerdotes transfirieron los diseños místicos a los materiales que más tarde llegaron a ser una baraja de cartas. Papus también describió un nexo entre el Tarot y el Tetragrammaton. También se interesaba por la numerología y el Arbol de Vida.

Otros destacados estudiosos del Tarot

MacGregor (Samuel Liddell) Mathers dirigió la Orden Inglesa del Amanecer Aureo, fundada en 1886. Estudió el misticismo judío, egipcio, cristiano y alquímico. Escribió extensamente sobre el Tarot.

A. E. Waite (1857-1942), filósofo inglés ocultista y cristiano, rompió con la Orden del Amanecer Aureo y fundó su propia escuela de pensamiento místico. Trabajando con la artista Pamela Coleman Smith, creó una baraja "rectificada" que mostraba imágenes y paisajes en todas las cartas, tanto del Arcano Menor como del Mayor. Se volvió enormemente popular y muchos la consideran la baraja oficial. Su libro complementario, La Clave Pictórica del Tarot, es informativo, contiene comentarios perspicaces sobre la baraja y su usos.

Aleister Crowley también fundó su propia escuela ocultista, el Ordo Templi Orientis, que tenía que ver, entre otras cosas, con magia sexual. Trabajando con Freida Harris, creó el pintoresco Libro del Tarot de Thoth. Consideraba más importante identificarse con cada carta que tratar de adivinar sus orígenes.

Paul Foster Case, quien fundó el Adytum de los Constructores, ideó el Tarot de Marruecos. Según él, filósofos del siglo XI lo habían diseñado tanto para preservar los conocimientos después de la quema de las bibliotecas de Alejandría como para proporcionar un idioma universal. También diseñó una baraja negra y blanca, con un fuerte parecido a la de Waite.

Otras teorías

Las cartas son alegorías de maestros Sufíes; representaciones de la leyenda del Grial; el juego indio Chaturanga, precursor del ajedrez; textos sagrados indios; importaciones gitanas; ciencia popular hebrea; filosofía griega; ancestros de los cilindros de cobre mesopotánicos; símbolos transmitidos a partir de leyendas orales prehistóricas; símbolos de antiguas culturas indias centroamericanas; sabiduría de culturas matriarcales prehistóricas; herramientas de enseñanza de los Waldenses, secta Cristiana perseguida; ciencia popular sobreviviente de la Orden de los Caballeros Templarios, fundada en 1188 para proteger a los peregrinos y preservar las costumbres de la Tierra Santa; o creaciones de alquimistas del siglo XIII - y ciertamente el Tarot está cargado de imágenes alquímicas.

Haciendo a un lado la especulación, no sabemos, y quizás nunca lo sabremos, cómo fueron las primeras cartas de Tarot. Tampoco sabemos de dónde vinieron o quién las creó. Ni siquiera sabemos cuántas cartas conformaban una baraja. Aunque esto ha producido frustración en los expertos del Tarot e inspirado innumerables teorías sobre su origen, es justamente su misteriso origen lo que hace al Tarot equiparable a otras formas de autoconociento tan antiguas y ricas en simbolos arquetipos atemporales, tales como la Astrología o la Cábala.

Como sea que hayan sido creadas, las imágenes del Tarot, al igual que todos los símbolos verdaderos, hacen eco a las expresiones espontáneas del ser desde los manantiales más profundos del psique; y por esa razón sostienen en alto espejos mágicos frente a cualquier reacción que nosotros les presentemos. Como todas las creaciones artísticas auténticas, los Tarots son un misterio a fin de cuentas, y así habrán de permanecer.

Las Barajas

Visconti-Sforza 1445

La más antigua que se haya encontrado y una de las mejor conservadas gracias a la familia Visconti-Sforza.

Extraordinariamente lujosa (laminas recubiertas de pan de oro) y muy evolucionada para su época, aunque tiene elementos arcaicos como la carta de la Esperanza hoy sustituida por la Estrella.

Como todos las barajas antiguas hasta el Tarot Marsella fue pintada a mano. Actualmente se conserva en colecciones privadas en Nueva York e Italia y su valor es incalculable.

Se dice que la carta de la Papisa representa a Manfreda Visconti, quemada viva en el año 1300 por encabezar una herejía en virtud de la cual fue nombrada Papisa.

Emperor, Empress, Lovers, Cariot, Charity, Faith, Fortitude, Hope, Death, Judgement, World

Mantegna 1488

Es un precedente del Tarot utilizado en la educación de niños de clases altas. Compuesta de 5 series de 10 láminas que enumeran las clases sociales, las musas, artes y ciencias, virtudes y cuerpos celestes conocidos en la época. Su función pedagógica y su diseño eran similares a los cromos actuales.

Esta baraja está considerada como prueba del origen del Tarot a partir de las "Carticellas" medievales consistentes en series de laminas pintadas para educar a los niños pudientes y aunque no es realmente un Tarot muchos de los Arcanos Mayores ya aparecen en ella.


Carlos VI 1500

Durante mucho tiempo se le considero el más antiguo por creerse del Siglo XIV aunque después se comprobó que es de finales del Siglo XV o comienzos del Siglo XVI.

Esta incompleto, faltan varios Arcanos Mayores y todos los menores excepto la Sota de Espadas que reproducimos. Se conserva actualmente en la Biblioteca Nacional de París


Minchiate Florentina 1550-1850

Se consideran una línea extinguida del Tarot y una muestra de cómo debieron ser las barajas anteriores al Visconti hoy perdidas.

Se suprime la carta del Papa y se añaden las 3 virtudes teologales y la Prudencia, virtud cardinal. Además incluyen los cuatro elementos y los 12 signos del zodíaco. Los Arcanos Menores tienen los caballos sustituidos por centauros.

Tarot Paris S. XVII

Inicio del S XVII y representante de barajas más antiguas aún.

Es de autor anónimo y recoge muchas características de los Tarots antiguos. Parece haber sido realizada con bastante prisa, adaptando una baraja anterior más cara y partiendo de modelos españoles, italianos y alemanes.

Es la primera baraja que llega completa a nuestros días. Las cartas tienen a su alrededor un marco cuadriculado como podemos ver en la 1ª carta.Podemos apreciar lo diferentes que son las cartas del Carro (1ª), Justicia (2ª), Ermitaño (3ª), Estrella (4ª) y Luna (5ª).

Tarot Flamand 1755

Realizado en Bélgica y derivado de módelos Italianos, franceses y suizos. Tiene 78 cartas como en las bajaras clásicas pero altera muchas de ellas sobre todo las cartas de Papa y Papisa por las figuras de un espadachín español de ficción y la del dios Baco que podemos ver en 2º lugar. El no representar las cartas de la Papisa y el Papa era típico de Suiza por lo que algunos consideran esta baraja como suiza aunque proceda de Flandes.

También cambia la Torre, el Diablo y las astrológicas (Estrella, Luna, Sol, Luna) así como la del Mundo como podemos ver.

Por otro lado y al igual que en muchas barajas antiguas, las cartas que siguen el modelo Marsellés están invertidas especularmente, probablemente por realizar las planchas de impresión copiando de cartas de barajas anteriores.

Pre-marsella S-XVII

El primer precedente de este modelo de Tarot es la Lámina Cary (Norte de Italia 1500), una hoja impresa con cartas de Tarot aun sin cortar y en gran parte rota pero que permite ver un Tarot muy parecido al Marsella actual.

En 1499 Francia conquista el norte de Italia y probablemente las cartas de Tarot de este estilo fueran copiadas por los invasores franceses y llevadas a su país. En 1590, el italiano Garzoni, escribe una minuciosa descripción del Tarot que encaja con el actual Tarot de Marsella.

Por fuentes escritas se sabe que a lo largo del siglo XVII en España, Francia, Alemania, Flandes e Italia aparecen láminas de Tarot pintadas a mano, pues la impresión de barajas estaba prohibida.En 1631 se levanta la prohibición en Francia y las barajas serán producidas industrialmente y darán origen al Tarot Marsella.

De entre las barajas que han llegado a nuestros días destacan las de Jacques Vieville 1650 (en algunas cartas, pues no todas encajan con el patrón Marsella) y sobre todo el Tarot Jean Noblet 1650 realizado por estampación industrial, en algunos aspectos muy avanzado aunque en otros primitivo, como podemos ver en esta página.

Tarot Español 1736

Realizado industrialmente en la ciudad española de Valencia a partir de moldes de madera en estilo italiano (piamontés) y centroeuropeo.

Marsella 1760

El grupo de barajas más importantes de la historia y aún en la actualidad las más utilizadas por constituir un autentico estándar en el Tarot.

Se consideran también las primeras barajas producidas industrialmente en color por Xilografía (estampación a partir de varios moldes de madera).

Aunque son relativamente modernas (Siglo XVIII) el estilo es intencionadamente medieval por recoger tradiciones y estilos anteriores; su similitud con las vidrieras de las catedrales es debido en parte a recoger la misma simbología y a causas técnicas pues dichas vidrieras también se realizaban a partir de moldes de madera.

Seleccióna de cartas de entre las barajas más importantes de este tipo : Diablo - Jean Dodal 1713; Mago - Nicolas Conver 1760; 5 de Espadas y Rueda de la Fortuna - Paul Marteau (Grimaud 1930) y Carro - Camoin 1998.

Court de Gebelein 1781

Fue un gran erudito de la historia, las lenguas y el ocultismo antiguo. En su obra "El mundo primitivo" (1782) lanza la teoría del origen faraónico del Tarot y el medio por el cual los últimos sacerdotes egipcios logran preservar su sabiduría de la masacre en el año 535 D.C. a manos de cristianos fundamentalistas.

Los actuales historiadores consideran inverosímil esta teoría y datan el Tarot en la Edad Media, pero dado que Gebelein era culto, rico, bien relacionado y masón, esta teoría fue aceptada como un dogma de fe durante casi 200 años y aún en la actualidad es defendida por algunos con verdadero fanatismo.

Como puede observarse su baraja de Tarot no es de estilo egipcio sino que sigue el modelo del Tarot Marsella.

Etteilla 1785

Si el Tarot había sido hasta entonces patrimonio de ocultistas y eruditos, con Alliette-Etteilla se populariza y comercializa. Etteilla peluquero de profesión coge al vuelo las eruditas teorías de Court de Gebelin y realiza su propia baraja en estilo egipcio (no se ha encontrado ninguna baraja anterior ni referencias escritas al origen egipcio del Tarot).

Etteilla dotado de gran verborrea y algo de cultura general y esotérica por ser autodidacta (se autodenomina profesor de álgebra) se convierte en el prototipo del adivino comercial y es considerado por muchos simplemente un charlatán aunque no se le pueden negar conocimientos esotéricos (Cábala) y desde luego comerciales, que le hicieron inmensamente rico.

Tarot Soprafino, Piamontés o Milanés 1835

Uno de los más bellos e importantes Tarots italianos del Siglo XIX. También llamado piamontés. Constituye la readaptación italiana del modelo Marsella. Diseñada por Ferdinando Gumppenberg e impresa por Carlo della Rocca dio origen a lo que podría llamarse Tarot clásico italiano y tuvo varias reediciones a lo largo del siglo XIX.

No fue grabado a partir de planchas de madera como los anteriores sino metálicas, lo que permitía mayor detalle y precisión en el dibujo por lo que fue llamado "Suprafino", superfino en italiano.

Aunque muy influenciado por el Marsella se aparta en gran medida de él por derivar de barajas alemanas. Uno de los más bellos e importantes Tarots italianos del Siglo XIX. Aunque muy influenciado por el Marsella se aparta en gran medida de él por derivar de barajas alemanas.

Tarot Wirth 1889

Discípulo de Stanislas de Guaita e influenciado por Eliphas Levi, Oswald Wirth fue un hombre polivalente y un gran investigador del esoterismo, además de dibujante, que realizo una de las barajas mejor documentadas de todos los tiempos (sus dibujos fueron reproducidos por Papus en su obra "El Tarot de los bohemios").

Defendía la correlación entre cábala y arcanos mayores del Tarot y pese a que algunas de sus cartas conservan el estilo egipcio, fue uno de los primeros en reconocer el origen medieval del Tarot. Oswald Wirth fue un gran conocedor del esoterismo con mucha influencia posterior.

También fue un gran dibujante como podemos ver.


Golden Dawn 1890

Pintada por Robert Wang y supervisión de Israel Regardie a instancias de MacGregor Mathers. Muy rara y poco utilizada en la actualidad aunque con gran influencia posterior.

Invierte la posición de los Arcanos la Fuerza y la Justicia y coloca el Loco delante del Mago cosa que se repite posteriormente en la baraja Rider. Dado que tanto Waite como Crowley pertenecieron a la Golden Dawn se considera el origen de estas 2 barajas, muy utilizadas en la actualidad.

Tarot Falconier 1896

Muy influenciado por Stanislas de Guaita y con pocos conocimientos de la cultura faraónica, Falconier intenta reconstruir el Tarot original en su libro "Las XXII láminas herméticas del Tarot adivinatorio"; con dibujos de M.O.Wegener y crea el que quizá sea el primer Tarot completamente "egipcio" que aparece en la historia y que después dio lugar a innumerables barajas que dicen ser "el autentico tarot egipcio". Los arcanos menores no se consideran necesarios y en todo caso recogen los clásicos (oros, copas, espadas, bastos).

Observen cartas como el juicio que difícilmente podían ser egipcias en origen. La primera baraja de la historia conocida completamente egipcia y origen de todos los tarots egipcios posteriores.

Papus 1909

Pese a ser considerado un excelente médico, abandona su carrera para dedicarse de lleno al ocultismo, llegando a ser uno de sus mayores escritores hasta el punto de ser llamado el "Balzac del Ocultismo". Formado en la Cábala y Numerología e influido por Court de Gebelein defiende el origen egipcio del Tarot. Su libro "El Tarot de los Bohemios" (1889) esta considerado como el mejor de la historia del Tarot.

Al comenzar la I Guerra Mundial parte al frente como Cirujano Mayor del Ejército Francés y se dedica con tal empeño a su labor médica que muere heroicamente por puro agotamiento.

Su baraja fue dibujada por Gabriel Gourdinat.

Los Arcanos Mayores están muy influidos por los del Tarot de Falconier (Siglo XIX) y los Menores por los de Etteilla, por lo que su estilo es claramente egipcio y constituye junto con las otras 2 barajas citadas la base de casi todos los Tarots "egipcios" actuales.

Rider 1910

Pintado por Pamela Colman Smith y publicado por la editorial Rider en Londres 1910 con un simbolismo muy cuidado. Al contrario que en modelos anteriores, los Arcanos menores son casí tan representativos como los Mayores.

Cayó en el olvido hasta que la hija de Waite rescata los dibujos originales y vende los derechos a la casa U.S. Games en 1971 alcanzando entonces un enorme éxito en el mundo anglosajón y extendiéndose su uso por todo el mundo hasta competir con el modelo marsellés.

Crowley 1942

Pintado al acuarela entre 1938 y 1942 bajo la supervisión de Crowley por Lady Frieda Harris, esposa de Sir Percy Harris, parlamentario británico, en estilo pictórico abstracto-surrealista. Su polémico autor la realizó poco antes de morir. ´

Aparece publicado en blanco y negro en el libro "The book of Thoth" en 1944 y no aparece como baraja (a 2 colores) hasta 1969 en que es redescubierto por los hippies estadounidenses. Finalmente es definitivamente publicado en color en 1977.

Esotérico 1976

Realizado en el norte de España por Maritxu Guler y Luis Peña Longa, constituye una de las últimas y más geniales obras de la casa Fournier.

Sus diseñadores recogen tradiciones esotéricas y de diseño de naipes centroeuropeas, que sintetizan muy bien logrando una baraja de Tarot muy original a la par que bien documentada.

Balbi 1976

El pintor Balbi pertenece a una antigua e influyente familia italiana. Su baraja de Tarot corresponde a las descripciones de los arcanos mayores de Eudes Picard (Manual sintético y práctico de Tarot 1909) y en la anónima "Enciclopedia de las ciencias ocultas" de 1939. Resulta destacable su colorido, su erudita documentación y su influencia posterior.

Tarots Egipcios fin S.XX

A finales del siglo XX y comienzos del XXI se realizan importantes barajas muy bien documentadas sobre tema egipcio.

Dalí 1984

El gran pintor también realizó su baraja.

Fue una de sus últimas obras.

Tarot Scapini 1985

También conocido como "Tarot Medieval" pese a la época de realización. Su autor Luigi Scapini es un conocido pintor y escultor que se documentó bien antes de su creación.

Jungian Tarot 1988

Robert Wang, incorpora simbología tomada de la psicología analítica, y en menor medida de la cábala.

Los Enamorados y el Diablo

Renacentimiento 1995

El dibujo basado en el cómic moderno y la tecnología informática dan lugar al Tarot actual, que no obstante suele imitar modelos de siglos anteriores.

Haindl 1990
Herman Haindl - Rachel Pollack

Con diseño y pinturas de Hermann Haindl, es el fruto del trabajo de años de un pintor alemán, con investigaciones profundas hechas para cada carta. Posteriormente fue comentado en dos volúmenes por Rachel Pollack.

The Universal Tarot 1995
Maxwell Miller

El Tarot Universal trabaja con diferentes culturas y mitologías, como la cristiana, la egipcia, islámica, chamanismo americano, budismo, mostrando la gran diversidad cultural que se presentan en los arquetipos del tarot.

Osho Zen 1998

Es un Tarot no tradicional, es más bien un juego trascendental zen que refleja el momento, mostrando constantemente lo que hay aquí y ahora, sin juicio ni comparación. Este juego es una llamada a despertar, a sintonizar con la sensibilidad, la intuición, la receptividad, el coraje y la individualidad. En este tarot, sin embargo, se ha añadido la carta de El Maestro, pues ella nos permite dejar atrás la espiral y dar un salto fuera de la rueda de muerte y renacimiento.

The Mythic Tarot 2001
J. Sharman-Burke and L. Greene

Juliet Sharman-Burke, psicoterapeuta y tarotista, y Liz Greene, psicoanalista y astrologa, han creado este tarot basado en los mitos griegos y adecuados al simbolismo del tarot. Bellamente pintado por Tricia Newell.

The Cosmic Tarot 2001
Norbert Lösche

De entre todos los tarots modernos, el Cosmic es uno de los más logrados y populares. Sus cartas recogen las enseñanzas esotéricas tradicionales (astrología, numerología cabalística, el Árbol de la Vida), Su autor es licenciado en historia del arte, pintor y experto en tarot y esoterismo.


Yu Tarot 2005
Claudia Melo
(Mi Maestra de Tarot)

Este tarot diseñado digitalmente, es un modelado en tres dimensiones de la figura humana que intenta representar lo colectivo.
Las figuras son reflejos de experiencias vitales en diferentes niveles y en distintos momentos mientras que los objetos, animales o atributos emblemáticos están sostenidos como síntesis simbólica.
Los 22 personajes tienen una pureza que los aleja del ser humano real, con sus defectos y asimetrías. Son retratos idealizados. Salen de la oscuridad y el silencio. Están vestidos con colores brillantes que evocan el disfraz y pertenecen a un pasado cronológicamente impreciso. Sus caras son la sede de la simulación, la ocultación, por lo tanto no transmiten su interioridad psicológica. Sin embargo, estos rostros con su ambigüedad son espejos de alguna revelación.


Mi Tarot 2000


Este artículo fue realizado mediante recopitación de información de la web.
La mayoria de imagenes han sido tomadas de portaltarot.com