नमस्ते

jueves, 25 de octubre de 2007

LA HUERTA URBANA

Pequeña huerta en terraza, balcón o patio


“Pachamama, Madre Tierra,

no me lleves todavía,

porque tengo que dejar mi semilla.

Pachamama, Madre Tierra,

voy a cantar esta noche

y mañana todo el día”

Materiales:
Cajones de madera (los de la verduleria amiga)
Bolsas de nylon negras tipo consorcio
25 dm3 de tierra negra buena por cajón
Resaca y/o compost
Harina de hueso
Leca o piedras partidas
Papel de diario
Hueveras y cáscaras de huevo
Palita o algo similar
Semillas
Lata y clavitos (a falta de regadera)
Tachos plásticos (palangana y tacho con tapa)
Algunos ladrillos o tacos de madera




Planificación del espacio

Ya que este artículo es dedicado a la huerta urbana, es decir es espacios reducidos, trataremos de aprovechar el espacio lo mejor que se pueda respetando los requerimientos de la huerta.
Por ejemplo, podemos utilizar además de los cajones de madera, las bolsas de cultivo, donde se planta directamente en ellas.
Otra opción son los minivegetales o variedades enanas, como las coles o los tomates cherry.


Las hierbas aromáticas o medicinales pueden plantarse en una maceta frutillera.

Lo primero que vamos a realizar es un croquis del espacio de donde se va a realizar la huerta.
Será necesario una brújula para trazar en el plano las orientaciones, esto es de suma importancia, ya que la huerta necesita un mínimo de 4 horas de sol. Teniendo en cuenta el recorrido diurno del sol, organizaremos nuestra huerta orientandola para que reciba la mayor cantidad de sol posible.
Otro aspecto a tener en cuenta es la ubicación de un tacho colector de agua de lluvia, que podria ubicarse debajo de algún desagüe (1), o simplemente tener una palangana a mano cuando llueva, siempre el agua de lluvia es mejor para el riego dado que no contiene cloro tal como el agua de red.
Lo mismo deberemos ubicar otro tacho con tapa para la Compostera (2), veremos más adelante como armar la misma.
El último factor a tener en cuenta es el Riego, por lo que necesiteremos una fuente de agua cercana.

También, en la medida que nuestro espacio lo permita podemos aplicar diseño creativo y decorativo a la huerta, en las siguientes fotos vemos ejemplos de huerta con líneas geométricas y un motivo central, en el primer caso se eligió un árbol frutal, en el segundo una aromática.


Hay que considerar que la huerta es un lugar de trabajo que requiere comodidad a la hora de realizar las tareas, es importante respetar los lugares de paso y acceso a los canteros, pero además puede ser un lugar de disfrute y un espacio para la relajación y la meditación.


El armado de los cajones

Si contamos con cajones de madera cerrados como los del dibujo, mejor, si no les colocaremos bolsas de plástico, cortaremos las mismas para tener una extensión lisa y le haremos unos agüjeros en la parte central, la colocaremos extendida y la sujetaremos con chinches al borde del cajón, el objetivo es contener la tierra y permitir un pequeño drenaje de agua al fondo.

La primer capa, es decir el fondo del cajón, lo rellenaremos con leca o piedra partida.
La segunda capa será de unas hojas de papel de diario, dos es suficiente, esto es para que la tierra no se compacte al fondo y nos arruine el drenaje.
La tercera capa será tierra negra buena, sin terrones.
La cuarta capa será una preparado que realizaremos en un balde, pondremos una parte generosa de tierra negra, la mitad de esa parte de resaca o compost y una cucharadita de harina de hueso. a este preparado lo llamaremos sustracto.
Luego de apoyarlo en sendos ladrillos, nuestro primer cajón está listo!


Planificación de la siembra

Antes de sembrar podemos tener en cuenta un aspecto muy importante y que repercutirá en el futuro desarrollo de nuestras plantas: La Luna.

Se puede afirmar que el desarrollo de la agricultura fue posible gracias a la observación de los ciclos cósmicos, el hombre debió aprender cuando sembrar y cuando cosechar en función de los cambios estacionales, para cual debió observar el recorrido anual del sol, y la luna fue y es otro significador importante. Como es sabido la luna tiene influencia en las mareas, a través de sus fases podemos comprender el ciclo de las mismas. La luna rige el movimiento del agua, este ciclo de también se encuentra presente en el agua orgánica de las plantas: La savia, la sangre de las plantas.


Cuando la luna está llenandose la savia sube hacia las hojas y los frutos, es buen tiempo para plantar y cosechar plantas de las cuales queremos consumir estas partes.
Cuando la luna está nueva la savia baja hacia las raices.

A continuación un cuadro detallado de tareas de acuerdo a las fases lunares:



La siembra

Dependiendo de la especie que deseemos plantar la siembra será directa o en almácigo.
La siembra directa se realiza directamente en el cajón, para lo cual respetaremos las distancias y la profundidad que requiere la especie elegida, esta información se encuentra en los sobres que contienen las semillas, los cuales deberemos guardar para cuando nuestra propia cosecha nos permita prescindir de comprar semillas.


En la imagen de como armar el cajón podemos apreciar la siembra directa de semillas, se colocan de dos a tres semillas en pequeños surcos, la profundidad de los mismo es dos veces el tamaño de la semilla, si las semillas fueran muy pequeñas no necesitarán surco, solo las apoyaremos sobre la tierra, en ambos casos la tierra deberá esta humedecida y las cubriremos con sustracto. Luego terminaremos con una capa llamada de cobertura, que puede ser pasto cortado u hojas secas, y finalmente regaremos muy suave para no mover las semillas, podemos regar con rociador o vaporizador. Cuando crezcan si es que salieron varias plantitas en el mismo lugar haremos un raleo, es decir, quitaremos las menos desarrolladas, esto es necesario para que las plantas no compitan por los nutrientes y crezcan hasta su tamaño normal.


Algunas especies necesitan mayor profundidad que la que ofrece el cajón, como las hortalizas de raíz, para las cuales usaremos otros contenedores más profundos (entre 40 y 60 cm), como podrian ser tachos u otros que se tengan, siempre que el contenido previo no haya sido tóxico.
La siembra en almácigo es para las especies que son más delicadas y necesitan más cuidados.
Los almácigos pueden ser hueveras de cartón o mitades de cascarás de huevo, estos son ideales por que al trasplantar no requiere quitarles el contenedor, en el caso de la huevera se corta el recipiente, se la hace unos orificios pequeños con cuidado para ayudar a las raices y se planta, lo mismo con la cáscara de huevo, se rompe un poquito y se planta.

Para preparar el almácigo cualquiera sea el recipiente, sólo colocaremos un poco de sustracto dentro del mismo y una o dos semillas, cubriremos y rociaremos con agua, es importante que lo protejamos del sol directo, necesitan luz y una temperatura agradable, pueden ponerse detrás de una ventana hasta que sea tiempo del trasplante, lo cual será cuando tengan de dos a tres pares de hojas.

Calendario de siembra



Asociación y Rotación de cultivos

Antes de sembrar conviene saber que la rotación de cultivos es uno de los métodos más antiguos para conservar la productividad del suelo y para controlar patógenos de los vegetales naturales. La práctica de la rotación de cultivos a lo largo del tiempo genera una mejor calidad de las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo, mejorando así también la calidad de nuestros vegetales.

Hortaliza

Buena

asociación

Mala

asociación

AJO

Zanahoria, frutilla, cebolla, puerro, tomate, pepino.

Repollo

APIO

Repollo, espinaca, puerro, tomate, chaucha.


ZUCHINNI

Albahaca, cebolla, chaucha.

Pepino, papa.

CHAUCHA

Remolacha, apio, repollo, pepino, frutilla, arveja, papa, tomate, rabanito.

Cebolla, puerro.

CEBOLLA

Zanahoria, pepino, tomate.

Repollo, chaucha, puerro, arveja.

REPOLLO

Remolacha, apio, zanahoria, pepino, espinaca, chaucha, arveja.

Ajo, cebolla.

COLIFLOR

Apio, chaucha, tomate.

Repollo, cebolla, papa.

ESPINACA

Apio, repollo, frutilla, chaucha, arveja, rabanito.

Remolacha.

ARVEJA

Zanahoria, apio, repollo, espinaca.

Chaucha, cebolla, puerro, tomate.

LECHUGA

Remolacha, apio, pepino, espinaca, chaucha, arveja, tomate, rabanito.

Apio, repollo, berro, perejil.

PEPINO

Albahaca, apio, repollo, espinaca, lechuga, cebolla.

Rabanito, zapallo.

MORRÓN

Berenjena, zanahoria, repollo, tomate, albahaca.

Remolacha, arveja.

PUERRO

Ajo, zanahoria, apio, espinaca, frutilla, tomate.

Chaucha, arveja.

REMOLACHA

Chaucha, cebolla.

Espinaca.

TOMATE

Zanahoria, apio, repollo, espinaca, cebolla, perejil, puerro.

Remolacha, arveja.

ZANAHORIA

Ajo, arveja, cebolla, puerro, tomate, repollo, rabanito.

Zanahoria.




El Riego
Aunque el riego también depende de la especie, el mejor indicador es la tierra, la cual debe estar siempre humeda, pero no mojada o encharcada, tanto la falta como el exceso de riego generan daño.

El riego debe hacerse preferentemente al atardecer en verano y al mediodia en invierno.
La forma de riego ideal es por efecto lluvia, es decir, con regadera, si no contamos con una podemos fabricarla con una lata de las de conservas, agüjereando su base con un clavo, la recargaremos de agua cuantas veces sea necesario.
Aprovecharemos el agua de lluvia del tacho colector.



En el caso del tomate regaremos en base para evitar el ataque de hongos en las hojas.

Raleo

Consiste en dejarle a las plantas el lugar necesario para que crezcan, eliminando algunas plantitas que han crecido muy juntas. Por ejemplo en el caso de las zanahorias, que se siembran directamente, conviene siempre entresacar algunas para que las que queden tengan lugar donde formar la raíz.

Tutorado

Ciertas plantas necesitan, en algún momento de su crecimiento, una guía o tutor en las cuales enramarse (por ejemplo los porotos, las arvejas y las habas), o bien sostener el peso de los frutos (como en el caso de los tomates).
Utilizaremos ramas largas o cañas, junto a las cuales ataremos cuidadosamente las plantas, teniendo cuidado de no dañar los tallos.

Desbrote de los tomates

Consiste en eliminar algunos de los brotes que crecen en las "axilas" de las plantas, vulgarmente llamados "chupones", para fortalecer los que quedan. También es conveniente eliminar algunas de la hojas inferiores de la planta, para que el sol caliente más la tierra que las cubre.

Abonado

Cada tanto debemos incorporar abono al suela, ya que la demanda de nutrientes de las plantas hace sea necesario reponerlos. La fertilización del terreno dedicado a la agricultura ecológica es uno de los pilares de esta forma de cultivo. La materia orgánica es la base de la fertilización. En la agricultura ecológica no se pretende nutrir directamente la planta, sino estimular el conjunto, es decir el suelo y la planta, manteniendo o mejorando la fertilidad del suelo.
El fertilizante que más se utiliza en esta agricultura es el compost, en este artículo describiremos dos tipos de abonos, el compost y al abono orgánico líquido.

* El Compost Casero: Necesitaremos un tacho plástico al que le haremos agüjeros a la base y a los lados, en el mismo colocaremos una capa de tierra negra e iremos agregando todos los desechos orgánicos de nuestra cocina.
Le iremos agregando capas de tierra y alternando con los desechos, cada 15 o 20 dias removeremos y agregaremos un poco de agua. Recomiendo no agregar productos animales por la demora de la descomposición. Al cabo de unos meses tendremos listo nuestro propio compost.


*Abono casero líquido: Se acumulan aproximadamente seis kilos de restos de frutas, verduras y pastos, se pican y se colocan en un balde con un kilo de azúcar. Se deja en reposo durante siete días para que fermente y luego se filtra guardando el líquido resultante. Se recomienda aplicar a los cultivos cada 15 o 20 días, a una dosis diluida de 500 centímetros cúbicos en diez litros de agua.

Protección contra el frío: En la temporada invernal lo ideal es cubrir las plantas para protegerlas de las heladas, puedan cubrir con un nylon trasnparente, o campanas plásticas fabricas con botellas, es necesario ventilarlas a diario.

Las plagas

En la huerta orgánica, lo esencial en el control de plagas y enfermedades es la prevención.
Se trata de darles a las plantas las mejores condiciones para fortalecer sus defensas y hacerlas más resistentes.
La aparición de una plaga responde a una situación de desequilibrio, ya que en la naturaleza difícilmente ocurra un ataque de parásitos, pues las poblaciones de animales se autocontrolan entre sí.

Una forma de prevención es cultivar en nuestra huerta plantas aromáticas: salvia, romero, orégano, menta, ruda, albahaca, y flores como caléndulas y copetes, en los bordes de los canteros.
Además, podemos dejar florecer algunas plantas de apio, brócoli, hinojo, perejil, acelga, que atraen insectos benéficos para la huerta. La ortiga también es una buena aliada, ya que actúa como otra planta huésped de insectos, a la vez, con sus hojas se puede preparar una solución que previene el ataque de insectos.


Preparados caseros para el control de plagas

Todos lo preparados deben suspender antes de las 48 horas de la cosecha.

Alcohol de ajo. Se colocan cuatro o cinco dientes de ajo, medio litro de alcohol blanco y medio litro de agua. Se licua durante tres minutos y luego se cuela, guardando el resultado en un frasco tapado en la heladera. Se utiliza pulverizando la parte que no está enterrada de la planta en donde se observe el ataque de ácaros, pulgones y gusanos. También tiene buen efecto en los hongos de la parte aérea de la planta.

Solución de tabaco. Macerar 60 gramos de tabaco en un litro de agua, agregándole diez gramos de jabón neutro. Se pulveriza diluyendo el preparado en cuatro litros de agua. Se utiliza para pulgones, cochinillas y gusanos. También tiene buen efecto en los hongos de la parte aérea de la planta.

Preparado de paraíso. Se utilizan 100 gramos de semillas molidas, o 250 gramos de hojas molidas para un litro de agua. Se deja reposar durante ocho horas, removiendo bien la mezcla. Antes de aplicar se filtra. Se aplica pulverizando, temprano en la mañana o en la tardecita, cubriendo bien toda la superficie de la planta, especialmente el envés de las hojas. Es necesario realizar al menos tres aplicaciones sucesivas cada ocho días al inicio de la aparición de la plaga. Tiene efecto sobre barrenadores, isocas, insectos chupadores en general, áfidos y langostas. ¡Atención! Este extracto es tóxico para seres humanos y animales de sangre caliente.

Preparado de cerveza. Se colocan en los canteros y en los bordes de los mismos, pequeños recipientes (tapas de frascos, latitas) con cerveza para atraer caracoles y babosas.

Hormigas cortadoras. Si se detectan hormigas cortadoras, se coloca arroz sin pulir (medio grano) en las áreas donde están dañando las plantas.

Purin de ortigas: Es básicamente preventivo del ataque de los insectos. Se deja macerar en un recipiente no metálico 100 g. de ortigas en 10 litros de agua durante 2 días. Se pulveriza.


Agrohomeopatía

Esta es una manera de llamar a la Homeopatía para el uso en agricultura. La Homeopatia nos permite el control y prevención de plagas de una manera más sutil, apunta a fortalecer el campo energético de las plantas.
La siguiente foto kirlian muestra el mencionado campo energético, también llamado Aura.


A continuación siete preparados básicos para nuestra huerta:

  1. Realizar un nosode de la tierra del lugar: Colocar en recipiente de vidrio con alcohol, 15 días, sacudiendo a diario, luego filtrar y diluir 1cm3 /9cm3 de agua, sucusionar, luego la segunda es de estos 10cm3 /90 cm3 de agua, sucusionar. Repetir a 100 cm3 /900 cm3 de agua, sucusionar. Agregar 1lt. de alcohol. Sucusionar.
  2. NATRUM MURIATICUM CH 4 o CH 5, para reducir el trauma de trasplantes o cambios de hábitat - clima.
  3. SULPHUR CH4 para prevención de parásitos, hongos y virus.
  4. ARNICA CH 4 traumas severos (ej: poda) generar nuevos brotes.
  5. STAPHISAGRIA CH4, para cruzar especies o variedades.
  6. CALCARIA CARBONICA, facilita la absorción de minerales y oligoelementos. Mejora el sostén en los tallos.
  7. FITONOSODES, se realizan de la misma manera que el nosode del terreno, pero con las partes de las plantas que han sido atacadas por plagas, esto es como una vacuna, tal como el antídoto de un veneno se realiza con la mínima dosis del mismo.


Terapia Floral en la huerta

También podemos utilizar los preparados de Flores de Bach:

1. RESCUE REMEDY, para trasplantes y cambios bruscos.

2. CRAB APPLE, para prevención o ataque de plagas.

3. MUSTARD, debilidad y decaimiento.

Podemos combinar los anteriores preparados caseros con los preparados homeopáticos y florales en una sola aplicación.

La terapeuta floral Delfina Maurig ha desarrollado desde 1988 un trabajo de investigación general con Esencias Florales, enfocado en especial a la preparación de dichas esencias utilizando flores de plantas argentinas y su aplicación para el tratamiento plantas. Ha escrito un libro al respecto titulado “Porque las Flores de Bach”, y ha desarrollado un fertilizante armonizador para plantas que ha sido aprobado e inscripto en el Registro de Productos Agroquímicos y Biológicos del SENASA.

En las fotos podemos ver rabanitos tratados de mayor crecimiento en coparación con unos plantados en las mismas condiciones pero sin el agregardo de las esencias florales.

Corte de zanahorias sin tratar y tratadas, aumentan su calidad en color y sabor.



La Conservación de hierbas y hortalizas

Existen diversas maneras para conservar nuestras cosechas, algunas son el secado de las hierbas, colocandolas en us lugar ventilado y seco atadas con los cabo hacia arriba, para aumentar la concentración de los aceites esenciales presentes en la savia.

Otra manera de conservar hierbas aromáticoas o medicinales es colocandolas en frascos de vidrio con aceite, deben quedar cubiertas por completo.

También las conservas de vinagre para las hortalizas, es una buena forma de almacenarlas para disfrutarlas fuera de su temporada.


No hay nada más sabroso que comer el fruto del propio trabajo!!!


Mi Huerta en la terraza


Zanahorias

Chayote o papa del aire
Cebolla de verdeo en flor
Tomate cherry
Tomate cherry florecido
Ajo
Remolacha
Espinacas

Para conseguir semillas, plantines y otros productos de minivegetales o especiales: www.hechoencomodoro.ar.gs


La dedicación a la huerta orgánica colabora en nuestra salud, ya que nos permite conocer el origen verdaderamente natural de lo que nos estamos alimentando, como decia Hipócrates:
"Que tu alimento sea tu medicina"



DIGAMOS NO A LOS TRANSGÉNICOS!